“Un sombrero fantabuloso”, de Pedro Mañas y Roger Olmos (Ediciones La Fragatina)

Cualquier sombrero no puede ser un sombrero fantabuloso. El señor Crokett no lo sabe hasta que conoce a un mago extraordinario, que le hace un pedido casi imposible. El Señor Crockett fabrica los sombreros más maravillosos jamás realizados, pero este encargo se le resiste. Y en vez de venirse abajo, se sumerge en una búsqueda apasionante, guiado por un libro muy especial que le lleva a enfrentarse a sus miedos y le hace volar, navegar y sobrepasar todos sus límites. Un libro como guía, un sombrero como objetivo y una búsqueda como destino. El sombrero del mago reúne finalmente todas las experiencias vividas por el Señor Crockett y está listo para ser entregado.¿Será de verdad Fantabuloso? Seguro que queréis que termine de contarlo, pero os perderíais la sorprendente pirueta que realiza la historia. Como siempre los magos dejan el truco especial para el final, y el Sr. Crockett guarda muchas sorpresas.

El texto de Pedro me parece brillante, evocador e inquietante. Es capaz de introducirnos en un mundo fantástico por arte de magia ¡chas! ya estamos dentro en un abrir y cerrar los ojos. Su texto es pura fantasía, recreando el viaje vital del señor Crockett . Es de esos libros que tras leerlos, cierras los ojos y aún escuchas el sonido del viento y las estrellas. Me parece… ¡fantabuloso!

Y qué decir de las ilustraciones de Roger. Me han sorprendido muchísimo. Roger tiene la capacidad de provocarme sensaciones encontradas, traspasa límites que pocos ilustradores se atreven. Y en este libro, roza la excelencia. Nos introduce en un mundo onírico, mágico, y realza el texto de Pedro. Hay escenas como la de la luna, el mar o el desierto que me parecen sublimes . Creo que la historia no podría haber sido contada con una mejor combinación escritor-ilustrador.

La edición está muy cuidada, como suele tenernos acostumbrados La Fragatina.